Cuadros de mis pintores favoritos

Quiero presentarles los cuadros de mis Pintores favoritos, que son algo especial para mí:

De Diego Velázquez el cuadro “El Aguador de Sevilla”.
Este cuadro tiene algo de misterio para mí.

En la imagen del niño y el aguador el pintor quiere representar 2 generaciones unidas con un fondo de transparencias.

El que todo lo da y el que recibe; en definitiva el mensaje de la unidad en el ser humano.

pelaguador

 

De Leonardo Da Vinci su obra “La Mona Lisa o La Gioconda”.

monalisa

Esta obra de Leonardo, como casi toda su vida, ha estado rodeada de luces y sombras, de misterios, de dimes y diretes ¿quién sabe la verdad de lo que se esconde en el corazón de un artista?

Dicen que en este cuadro se pintó a sí mismo (un autorretrato), que es el lado femenino de Leonardo. Para mí es la obra de un gran artista con una mente brillante.

Un retrato perfecto, pero eso sí lleno de misterio.

 

partemisia

De Artemisia Gentileschi su “Autorretrato”.

Artista italiana, con una vida dificil en tiempo de dominación masculina en el Arte.

Fuerza de carácter, voluntad, agresividad tiene este cuadro, sí, pero belleza también.

Y luz, una luz de Caravaggio, esos claro-oscuros diferentes y profundos que te llenan el alma, que no te dejan impasible.

Eso es una obra de arte: que siempre nos conmueva, para bien o para mal, mejor si es para bien.

 

De Joaquin de Sorolla su cuadro “Niños en la playa”

pniniosenlaplayasorolla

Pero también tengo que hacer referencia a su cuadro “Y luego dicen que el pescado es caro”.

El primero de ellos me gusta por sus brillos en la piel de los niños y en el agua. Sorolla era un especialista en las luces del agua, del efecto visual e impresionista de éste, de su luz y vibración.

En el segundo cuadro lo que me gusta es el tema tan profundo y humano que refleja, la muerte de un pescador por la necesidad de alimentar a su familia por tanto peligro de su vida y un trabajo mal remunerado.

 

prelojesdali

De Salvador Dalí su obra tan original “La persistencia de la memoria” ó “Los Relojes blandos”

Que puedo decir de este Genio, de esta mente inquieta, atormentada, insegura.

Toda su obra es tan original, pero ésta en especial es diferente, tiene un mensaje oculto: el tiempo ¿Qué es el tiempo? ¿Los relojes y la hora? Sólo una medida para hacernos esclavos de un horario para trabajar, cumplir con nuestras obligaciones, correr, prisas… no me da tiempo, necesito tiempo…

El tiempo lo vive cada uno de distinta forma, para unos se mueve muy deprisa y para otros muy despacio. El tiempo es tan relativo, tan efímero e inalcanzable…¿El tiempo es ahora o ya es el pasado?

 

De Isabel Guerra me encanta toda su obra, toda, pero escogi ésta por ser tan especial “A la aurora he de despertar”.

palaaurorahededespertar

Isabel Guerra es un monja de clausura, pintora y artista genial.  Tuve la gran oportunidad de conocerla en persona. Mujer de mirada dulce y tierna.

Este cuadro tiene tanta Luz, belleza, ternura y espiritualidad como está llena la vida de Isabel Guerra. Esta monjita dulce y serena, pero a la vez fuerte en su técnica de dibujo y pintura, en su colorido sereno, está muy bien representada con esta obra de arte.

 

De Antonio López su cuadro “Gran Vía de Madrid”

pgranviantoniolopez1

El pintor hiper-realista por excelencia, moderno, inquieto, aventurero. El pintor de Madrid.

Este cuadro que he seleccionado es por su colorido, profundidad  y la luz tan conseguida y realista que nos invita a pasear por la Gran Vía, de Madrid.

 

De Eduardo Úrculo me entusiasman todos sus cuadros de maletas y sombreros como “El cómplice”.

El complice Eduardo Urculo

Nuevamente los mensajes ocultos en los cuadros, aquí Úrculo nos habla de él mismo y sobre la soledad de los viajes reflejado en los sombreros, las maletas, las ciudades que visita.

Ha vivido lejos de su ciudad en Vizcaya, la mayor parte de su vida y sin embargo la añora.

 

De Fernando Botero su cuadro “Adán y Eva”

padanevabotero

Adán y Eva de espaldas ¿por qué?

La pareja símbolo de la creación, del amor, de la continuidad de la especie humana. Un árbol símbolo de la vida, del Edén, del paraíso, del conocimiento.

La serpiente simboliza la sexualidad femenina (por su vientre devorador) y masculina (por su forma fálica), la tentación, el mal.

Su originalidad consiste en que los dos cuerpos están obesos (como pinta todas sus figuras) y se encuentran de espaldas al espectador.